Fuegos florales

Flor, cuyo pistilo replica silente su callado paso.

Quien lo advierte liba el néctar de la sosegada presencia.

Fuegos que se abren en un cielo abierto en otros humeantes pistilos, centellas a millares, que cesan en un instante, derramando colorido rocío en la noche, destilar tintado en apurados sorbos, cabeza en alto.

¿Has visto si igual suena la flor y el fuego?

¿Sabes qué sonó primero?

¿El estallido en flor?

¿La luz al abrirse?

¿Alguien sabe

el sonido primero

después del último,

la belleza de la flor

después de marchita?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: